Calamares rellenos de carne








Cada dia 10, nos encontramos con el reto de la Cocina Typical Spanish.


Este mes era realizar un plato que combinara carne y pescado en una sola recetas, un #arbolillosalamarts.


Mi primera idea fue hacer un arroz, es fácil combinar en un plato de arroz la carne y el pescado a la vez. Pero ya tenía muchas recetas de arroces en el blog y al final me he decidido por estos calamares rellenos de carne picada. 

Y os aseguro que ha sido una decisión muy acertada pues nos los comimos y todos quedaron encantados. Super tiernos y con una salsa deliciosa.

Los calamares rellenos son un plato muy tradicional en muchas casas. Yo en otras ocasiones los he rellenado de sus propias patas y les añadía gambas y huevos cocidos. En esta ocasión el relleno es solo de carne pero el resultado es exquisito.

Es un plato algo elaborado, si, pero lo podemos preparar con antelación y tenerlo listo solo para calentar.

INGREDIENTES:

6 calamares medianos
1/2 cebolla
1 diente de ajo
200 gr de carne picada mixta (mitad cerdo, mitad ternera)
50 gr de tomate frito
2 cucharadas de pan rallado
harina para rebozar
sal y pimienta al gusto
12 langostinos pelados

Para la salsa:

1 cebolla
1 diente de ajo
200 gr de tomate triturado
1 pastilla de caldo concentrado vegetal
1 cucharada de colorante alimentario
1/2 vaso de vino blanco
1 vaso de agua
sal y pimienta





PREPARACIÓN:

Lo primero será limpiar bien los calamares. le quitamos la piel, las aletas, la "pluma" (esa carita interior que parece plástico) y la cabeza y las patas. Lo dejamos bien limpio por dentro y por fuera y le damos la vuelta. Con esto conseguiremos que al cocinarlos se "cierren" solos y no sea necesario poner un palillo para cerrarlos.

Una vez bien limpios, los reservamos mientras hacemos el relleno.

Ena sartén ponemos un fondo de aceite y pochamos la cebolla y el ajo picaditos. Cuando  la cebolla esté transparente añadimos la carne picada y sazonamos con sal y pimienta. Dejamos que se vaya haciendo la carne aplastando con una cuchara de madera para que se deshaga y no nos queden trozos muy grandes. Cuando la carne esté hecha, añadimos el tomate frito y el pan rallado y seguimos removiendo unos minutos. Veréis como se liga todo. Retiramos del fuego y dejamos enfriar un poco.

Con una cucharilla pequeña vamos rellenando los calamares limpios con la mezcla fría. No debemos llenarlos hasta arriba, dejamos como medio centímetro sin rellenar pues después se cerrarán solos.
Los pasamos por un poquito de harina y los freímos en una cazuela con un fondo de aceite hasta que los veamos doraditos. Reservamos mientras hacemos la salsa.

En el mismo aceite donde hemos dorado los calamares (si es necesario añadimos más), vamos a pochar la cebolla y el ajo picados. Dejamos que se vayan haciendo a fuego medio y cuando esté transparente agregamos el tomate triturado y el colorante y cocinamos unos diez minutos para que el tomate se haga bien. Sazonamos con sal y pimienta y añadimos ahora el vino, el agua y la pastilla de caldo vegetal. Hay que dejar que el vino se evapore un poco, así que subimos el fuego. Pasados unos minutos, apartamos del fuego la salsa y la trituramos con la batidora. Volvemos a poner la salsa al fuego suave y añadimos ahora los calamares fritos que teníamos reservados. Hay que dejar que se cocinen unos quince minutos, entonces añadimos langostinos pelados y dejamos que se hagan un par de minutos.
Apagamos el fuego y dejamos reposar.

Este plato gana en sabor de un dia para otro, incluso es mejor así pues ya fríos y reposados podemos cortar en rodajas y calentar después. Mientras que si intentamos cortar los calamares en caliente se saldrá todo el relleno y la presentación será menos bonita, pero también los podemos consumir recién hechos.


Primero lavamos y limpiamos bien los calamares, le quitamos la piel exterior que sale sin problemas, y le quitamos cabeza, patas y aletas. Yo las he desechado pero con ellas se puede hacer también un relleno.

Ya bien limpios, le damos la vuelta. Esta operación es algo complicada, pero se puede hacer, paciencia. Os aseguro que después es mejor cocinarlos así.

Hacemos el relleno, pochamos la cebolla y el ajo.

Añadimos la carne picada, sazonamos y cocinamos aplastandola con una cuchara para que se deshaga.

Cuando la carne esté hecha, incorporamos el tomate frito y el pan rallado y mezclamos unos minutos.

Ya tenemos el relleno, dejamos enfriar.

Con una cucharilla los rellenamos, aplastando para que le relleno llegue hasta abajo pero sin llenar hasta el filo.

Los pasamos por harina.

Y los freímos un poquito, solo para que se doren.

Ya están doraditos. Los reservamos.

Vamos con la salsa. En el mismo aceite donde hemos dorado los calamares vamos a freír la cebolla y el ajo.

Añadimos el tomate triturado y el colorante. Dejamos que el tomate se haga bien.

Añadimos después el vino, la pastilla de caldo, el agua y sazonamos. Dejamos que el alcohol se evapore.

Incorporamos los calamares y cocinamos unos quince minutos.

Por último añadimos los langostinos y dejamos un par de minutos.


     Este plato está mas bueno de un dia para otro.


Preparad una barra de pan porque la vais a necesitar.

Podéis ver todas las recetas participantes aquí






Facebook Twitter instagram pinterest YouTube google plus


Introduce tu Correo y recibe mis entradas en tu email:





21 comentarios:

  1. Jeje! hemos coincidido en la receta. Yo no encontré calamares de tamaño adecuado y utilicé pota ya limpia. El sabor es de lujo. No los había probado nunca porque siempre los he hecho rellenos de las partes de calamar y un sofrito. Esta versión con la carne picada me ha encantado. Muy chulos los tuyos porque las gambas por fuera le da un toque especial. Me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, es un plato muy rico. Gracias por comentar! Un saludo

      Eliminar
  2. Increible, yo a lo más con relación a "carne" los relleno de jamón serrano.
    Me ha encantado tu receta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, pues bien ricos que estarían verdad? Un beso!

      Eliminar
  3. Perfectos estos calamares rellenos, tomo nota de la receta, para hacerla, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Natalia, es una receta muy rica! Besitos!

      Eliminar
  4. Uhmmmmm pero que ricos...
    Yo los hago un poco diferentes...
    Sin tomate...
    Estos pintan de lo mas deliciosos...
    Buena eleccion has escogido.
    Por supuesto el pan que no falte...
    Que aqui gay motivos para dejar el plato brillante de limpio.
    Deliciosos estos calamares.
    Besossss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, mucho pan para mojar jaja. Besos!

      Eliminar
  5. ¡Me encanta! Los hago parecidos pero hace taaaanto tiempo que no caen en casa que me acaba de entrar antojo.
    Genial tu propuesta. Bsss

    ResponderEliminar
  6. una delicia de receta, para mojar pan y pan y pan sin parar
    besos
    Rosa

    ResponderEliminar
  7. Hola, es un plato laborioso pero te ha quedado excelente, tengo muchas ganas de volver a hacerlo, lo tengo en mente, ahora que veo tu receta me animaré. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que lleva su tiempo, pero lo bueno es que se puede dejar preparados con antelación. Besos guapa!

      Eliminar
  8. La salsa se ve deliciosa, y el relleno también, seguro es un platillo muy rico.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. Siempre los he hecho rellenos de lo que has dicho, de sus patas aletas y huevo pero de carne nunca, pero viendo el aspecto que tienen pronto los probaré!! Esa salsa tiene que estar riquísima M. José, para mojar muuucho pan.
    Buen asalto guapa!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios mío que lío....perdona pero no es asalto, estoy poniendome al día de retos y me he liado ufff

      Eliminar
    2. jajajja, no te preocupes Mavi, llevamos demasiadas cosas a la vez jeje. Un beso!

      Eliminar
  10. Qué buenos MaryJosé!!! Me encantan!! Aquí en Perú no hay y los echo de menos. Esa salsita tiene una pinta estupenda!! Besitos, guapa!

    ResponderEliminar